Estás en: INICIO / NUESTRO INSTITUTO / TESTIMONIOS DE PACIENTES / Familia Soto Pastenes
Familia Soto Pastenes

Me dirijo a Ustedes en primera instancia para agradecer en nombre de toda mi familia y de mis compañeros, la gran oportunidad que nos dieron de crecer en el campo personal y del conocimiento médico sobre una enfermedad tan compleja como la Diabetes Insulino Dependiente.

En mi caso particular, esta experiencia de vida partió hace 11 años, cuando mi hijo Germán Ignacio Soto Pastenes, un niño con Síndrome de Down, de tan solo 1 año y 2 meses llega de urgencia a una clínica, con lo que en ese momento se presumía una bronquitis fulminante y lo que más adelante sabríamos, era una enfermedad crónica llamada Diabetes Mellitus Tipo I. En ese momento el futuro de Germán era incierto ya que apenas estábamos aprendiendo sobre lo que era la discapacidad intelectual en un niño y ahora debíamos enfrentar algo aún peor y que nos era totalmente desconocido. Luego de mucho andar llegamos al Hospital San Borja Arriarán,  donde nos encontramos con un equipo humano que nos abrió sus puertas de par en par y nos entregó los conocimientos y las herramientas necesarias para poder darles una buena calidad de vida a nuestros hijos y para que así estos pudieran vivir como cualquier otro niño.

El camino no fue fácil, estuvo lleno de obstáculos que debimos sobrepasar,  pero nunca estuvimos solos, ya que si bien el señor nos había puesto esta difícil prueba (porque sabia que éramos capaces de superarla),  también puso en nuestro camino unos Ángeles que nos acompañarían por el resto de nuestras vidas, y estos Ángeles eran  reales, de carne y hueso y a los cuales les debo todo ya que sin ellos mi hijo no seria el niño que es ahora. Estas personas merecen el reconocimiento público,  ya que si bien son personas anónimas forman parte de nuestras vidas,  es por eso que queremos agradecerles públicamente al IDIMI (Instituto de Investigaciones  Materno Infantil), ubicado en el Hospital San Borja Arriarán, en la comuna de Santiago Centro y a todos los profesionales que pertenecen a él,  que son personas con verdadera vocación de servicio público.

Es por esto que queremos dar nuestras sinceras felicitaciones y agradecimientos por su gran labor y entrega y muy en especial a los doctores y paramédicos que tiene a cargo a mi hijo.

Doctora Ethel Codner, Endocrinóloga Infantil: excelente profesional, con una gran vocación, fuerza y perseverancia hacia sus pacientes por hacer que éstos logren llegar a manejar un buen autocontrol de su diabetes.

Enfermera Universitaria Alejandra Ávila: es una persona excepcional, con una entrega total al paciente y a su familia. Preocupada de entregar apoyo las 24 hora del día y su celular se encuentra encendido los 365 días del año. Dispuesta a dar la ayuda necesaria al paciente para poder salir de su emergencia. Interesada en que todos los meses, tanto los niños como sus padres reciban: charlas, talleres, información, y otros acerca de la diabetes.

Paramédica Clarita Aguilar: persona muy eficiente y dedicada en su trabajo, entrega con amor y ternura el apoyo al paciente y a sus padres. Siempre dispuesta a escucharlos y dar la palabra precisa para sentirse apoyada.

Nutricionista Jeannette Cáceres: es la persona que ayuda al niño y a los padres en forma entretenida y práctica para poder llegar a conocer que son los hidratos de carbono y lograr asi el intercambio de alimentos necesarios. Es una persona muy constante y siempre esta dispuesta a ayudar, entrega mucho cariño y dedicación en todo lo que desempeña.    

Nuestros más sinceros agradecimientos a todos Ustedes.

Familia Soto Pastenes

Idimi - Testimonio de Pacientes